Raspaduras

Las raspaduras son una de las causas más comunes de las lesiones de la piel. Son lesiones cutáneas superficiales que se producen cuando la piel se rasguña al rozarse con superficies ásperas. Es lo que ocurre, por ejemplo, cuando uno se cae en la acera. Las raspaduras son lesiones deportivas típicas, habituales cuando se monta en bicicleta, se practica patinaje en línea o se juega al fútbol.

A menudo, las raspaduras son muy grandes, dolorosas y húmedas. Aunque no son peligrosas, habrá que tratarlas correctamente para que la piel pueda cicatrizar.

Tres pasos para cuidar una raspadura

1. Limpieza
Con frecuencia, las raspaduras contienen suciedad y deben limpiarse con un desinfectante suave para prevenir infecciones.

2. Protección
Para proteger la raspadura y que la ropa no se pegue a la herida, habrá que cubrirla con una venda.

3. Acudir al médico
En el caso de raspaduras muy grandes o profundas, deberá consultar a un médico, para que se limpie y se trate la herida de forma profesional.

Las raspaduras forman una costra, que proporciona una protección natural. Bajo esta costra, se forma tejido nuevo desde el borde hacia el interior y la herida se va cerrando lentamente. Tras un par de días, la costra cae y queda expuesta la nueva forma. Al principio, puede ser bastante roja y necesita de cuidados adecuados para asegurarse de que cicatrice completamente.

Buscar

Las tres fases de la formación de las cicatrices

Consulte cómo funciona Mederma

Una historia de Mederma en la vida real




Merz [Logo]

Mederma

URL: http://www.mederma-world.com/es/service/scar_glossary/abrasions/index.jsp
Stand: 24-Oct-2017, 11:32 AM
© 2017 Merz Pharmaceuticals.